Ecosostenibilidad en Cantabria: BioTierruca, todo un éxito!

Compartimos este artículo escrito por nuestra compañera Cristy, de HiperSocial Comunicación, sobre BioTierruca, que resultó ser un excelente punto de encuentro para iniciativas de economía solidaria en clave sostenible de nuestra querida Cantabria.

Además de estar presente con un puesto informativo, RISS y los compañeros de la Red El Roble impartimos una charla sobre Moneda Social, para explicaros más detenidamente en qué consisten nuestras redes de intercambio y por qué consideramos importante fomentar la participación ciudadana.

Mil gracias a todas las que os acercastéis a informaros o a escucharnos, nos llevamos una gran sonrisa puesta al comprobar el creciente interés de la ciudadanía en esta forma de convivencia y apoyo mutuo que son las redes de intercambio solidario!


El pasado sábado 7 de Mayo asistimos a BioTierruca, la I Feria de Ecología y Sostenibilidad de Cantabria, organizada por la revista Green.Eco con el apoyo del Bulevar Altamira.

Este recinto se llenó de vida con los numerosos puestos, más de 50, que poblaron su pasillo central para mostrar y ofrecer todo lo que se cuece en temas de agroecología, energías limpias o producción artesanal, local y biológica.

Desde empresas con una cierta trayectoria hasta asociaciones de voluntariado, numerosos actores de la economía social se dieron cita en este evento, no sólo con el fin de comerciar sus productos o servicios, sino también (y aún más importante) para conocernos, crear vínculos que consoliden el consumo sostenible y el desarrollo local en la región.

Mesa informativa de RISS en BioTierruca

Mesa informativa de RISS. Foto cortesía de nuestro compa Felix.

Proyectos de bienestar personal y salud alternativa, empresas de construcción sostenible, de textil y cosmética ecológica, además de comida vegetariana/vegana y asociaciones de educación medioambiental…Numerosas iniciativas que con gran ilusión se presentaron ante los asistentes a la feria para dar a conocer que otra forma de producción y consumo es posible en Cantabria.

Una jornada muy enriquecedora e ilusionante, que en HiperSocial vivimos y disfrutamos en primera persona al estar presente de la mano de RISS, la Red de Intercambio Solidario Saja, de la que nos enorgullece formar parte y poder ofrecer nuestros servicios de marketing social a través de ella.

Además, se habilitaron 3 locales del centro actualmente en desuso como salas de conferencias, donde se ofrecieron 17 charlas a lo largo del día: momentos para profundizar y explicar mejor muchas de las iniciativas presentes en la feria como terapias de salud alternativa, innovación y eficiencia energética, economía solidaria, agricultura y ganadería Km0, etc.

En la mayoría de las conferencias las salas se quedaron pequeñas y el pasillo principal de este centro comercial volvió a revivir sus mejores épocas con un continuo vaivén de personas que circulaban entre los puestos.

Un placer para todos los sentidos y para todas las partes involucradas: entre el público asistente y los presentes en los puestos y conferencias, se respiraba desarrollo sostenible cien por cien; gente sin prisa con interés por conocer; comerciantes más interesados en difundir la filosofía de vida detrás de cada iniciativa que en vender, en compartir sus experiencias desde la colaboración y no desde la competencia. Atmósfera de economía local y de crecimiento espiritual más que material.

Nuevos usos para un espacio con mucha historia

Y la elección del Bulevar Altamira como marco de este evento ha sido, desde nuestro punto de vista, otro gran ejemplo del potencial que la economía social puede aportar a Cantabria.

De su inicial época de esplendor como centro comercial, baluartes de la sociedad de consumo imperante desde hace muchos años, queda muy poco; en la actualidad, Altamira sobrevive gracias a la presencia del supermercado aún presente (la rama de precios bajos para familias de una gran multinacional de la distribución alimentaria), con varios locales cerrados y otros que sobreviven por los pelos.

Sin embargo, con la actividad de la feria, los locales de restauración presentes tuvieron una actividad extraordinaria y el centro rejuveneció con una afluencia que hace mucho no veíamos.

La reconversión de este espacio, en uno multiusos donde acoger iniciativas de este tipo, puede que sea el futuro sostenible que también este importante recinto torrelaveguense necesita.

Ojalá y esta sea la primera de las muchas ferias de economía sostenible que pasen por el bulevar.

Ojalá y esta sea la oportunidad que necesitaban los proyectos de desarrollo local para encontrarse, para crear sinergias y fuerza colectiva, que visibilicen su actividad y logren atraer a cada vez más personas atraídas por un consumo local más acordes con nuestras necesidades vitales.

Nuestra más sicenra enhorabuena a Monica de la Parte y Javier Gil, fundadores de Green.Eco y principales impulsores de este evento.

Gente comprometida con un estilo de vida sostenible para la tierruca, como bien indica su lema, con el consumo y la producción local en clave muy HiperSocial 🙂

Anuncios